Cómo pasar en seco en Natación Sincronizada (Parte 2)

Hola Synkrolover, para entender este artículo, puedes leerte primero la parte 1 sobre cómo pasar en seco (si no lo hiciste la semana pasada) aquí

Seguimos cos beneficios de pasar en seco de manera correcta:

  • Nivelar la misma manera de escuchar y contar la música: Según nuestra amiga Anastasia Ermakova (4 oros olímpicos), que todo el equipo cuente de la misma manera es VITAL. Aunque te creas que ya lo hacéis igual poneros a prueba: colocaros en un círculo y cerrad los ojos. Poned la música y marcad con un movimiento todos los 1’s y 5’s (tiene que ser insonoro para no influenciarse con el sonido). Poned a alguien que mire, la entrenadora o quien sea. ¡Se va a sorprender de la diferencia entre cada una! ¿Entonces, como vamos a sincronizar si no contamos igual? Pasad en seco en voz alta y os unificaréis.
  • Arreglar las formaciones: Lo dicho, si en seco no están perfectas, ¿¿cómo lo van a ser dentro?? Verifica y arregla continuamente tu posición.
  • Poner objetivos: Decimos que hoy nuestros objetivos son 5 en toda la rutina y al pasar en seco los mencionamos en voz alta cuando toquen. ¡Seguro que saldrán después!
  • Entrenar las preparaciones de las acrobacias: Ocasión perfecta para poner números exactos y representarlos de alguna manera en seco:
      • Número para agarrar la base
      • Número que empieza la subida
      • Número de máximo empuje
      • Número en que se empieza la bajada
      • Número de finalización de la acrobacia.

¡Súper importante para que salga bien!

  • Intimidar al rival: Como contrincantes, si ves un equipo pasar en seco de forma floja te da una idea de debilidad. En cambio, una buena forma de dejar claro que vas a por todas es hacerlo fuera del agua!
  • Cohesión de equipo y energías: Sobretodo en épocas de competición es muy benéfico para la cohesión del grupo pasar en seco en redonda y con un plus de energía y buenas intenciones. Recuerdo la pasada en seco la noche anterior de la final olímpica de equipo en Londres 2012, alrededor de la camilla del físio mientras una de nosotras estaba bajo las mágicas manos de Cesar Gutiérrez, hicimos (voluntariamente por nuestra cuenta) esa última pasada en seco antes del día que llevábamos años esperando. Fue mágico, las energías nos salían por las orejas mientras nuestro cerebro estaba al máximo de concentración. Nos fuimos animando más y más durante los 4 minutos que duraba y en cada momento que sabíamos que teníamos que poner especial atención notábamos cómo todo el equipo estaba al 100%, supimos que al día siguiente todo iba a salir perfecto, habíamos creado esa energía para contagiarnos unas a otras y al final al unirlo todo se multiplicó por mucho más!

Aquí la foto de ese momento en Londres del que os hablaba

Comparte este artículo

0 comentarios

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Síguenos
Varita Mágica

¿tienes un problema y no sabes cómo solucionarlo? ¡Cuéntanos todas tus preocupaciones!

Varita Mágica

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *