Entrevista a la excepcional nadadora de sincronizada Ona Carbonell

Synkrolovers quiere ofrecer toda la información sobre el mundo de la Natación Sincronizada, y por ello os ofrecemos consejos, tutoriales, trucos y entrevistas con nadador@s de sincro. En la entrevista de hoy hablamos con la excepcional y reconocida Ona Carbonell.

¿Qué superpoder tendrías?

Seguramente escogería poder respirar debajo el agua. Este es mi sueño porque las apneas son muy muy duras, y me encantaría poder respirar sin tener que sufrir tanto.

¿Hay algo que te dijeran tus padres y que te haya acompañado durante tu vida profesional?

Obviamente podría decir todo, porque todo lo que me han enseñado me ha marcado muchísimo, me ha ayudado a tomar mis decisiones y a hacer mi camino. Pero sobre todo, la capacidad de disciplina, de trabajo, de sacrificio. Mis padres son muy trabajadores y creo que todo esto me ha ayudado a poder estar donde estoy en el mundo de la sincronizada.

¿En qué te gustaría que las personas se fijaran más en ti?

Creo que un poco en la sensibilidad y el gusto por las pequeñas cosas. Me gusta mucho los detalles de las personas, los momentos, las experiencias vividas, recuerdos que se te quedan en la retina, y que a lo mejor no parecen tan importantes, pero al final marcan tu camino.

Si pudieras ir a cenar con un personaje histórico, ¿con quién irías?

Seguramente escogería o a Gandhi, porque me ha marcado siempre mucho y la India me apasiona; o Picasso o Dalí porque eran grandísimos pintores, me encanta la pintura, me encanta el arte y me encantaría charlar con ellos.

¿Preferirías viajar al futuro o al pasado?

Yo creo que me gustaría centrarme en vivir el momento que a veces es muy muy difícil y al final es lo que tenemos. Así que carpe diem es mi respuesta

Si pudieras ser un animal, ¿cuál serías?

Me encantan las jirafas, siempre me han apasionado, me parecen súper elegantes, súper preciosas. Pero bueno como soy de agua 100% pues seguramente un delfín o algún animal acuático.

¿Cuál es el mejor recuerdo de tu infancia?

Hay muchísimos y es difícil escoger uno, pero recuerdo siempre muchísimo todos los veranos con mi hermano, mis padres, en Menorca, todo el día dentro del mar, nadando jugando. No sé, este recuerdo lo tengo siempre en mi mente.

Tu pesadilla más reciente.

Pues como acabamos de volver del mundial, siempre que esto en momentos de competición sueño pesadillas que llego a la competición, y llego sin el moño hecho, con el pelo suelto, me tiro al agua con todo el pelo delante de la cara. Es desastroso. Muchas veces sueño esto, que no tengo el moño hecho o me olvido el bañador de competición o me pasan estas cosas, y es bastante desagradable. Por suerte luego me despierto y todo está correcto.

¿Cuál sería tu eslogan?

¿Mi eslogan? Muy fácil, “be water, my friend”.

¿Cuál es el objeto más raro de tu casa?

Pues creo que es el FootStretch, que es una especie de madera con una banda elástica al final, donde pones el empeine, te lo estira mucho, estiras la rodilla. Es como una especie de aparato de tortura que a mí me duele mucho porque tengo que mejorar mi empeine, y la verdad es que es un tanto extraño.

¿Qué te gustaría hacer que no estés haciendo ahora mismo? ¿Qué harías después? ¿Y qué haces para hacer que suceda?

Ahora mismo me gustaría viajar, no como competición sino en plan vacaciones conociendo lugares nuevos, personas, comiendo comidas nuevas. Me encantaría.

¿Qué canción serviría para resumir tu personalidad? ¿Por qué?

La que creo que define mi personalidad, o al menos me encanta es “Space Oddity” de David Bowie, porque habla de la ingravidez y de cómo se vive en el espacio. Para mí el espacio y el agua tienen muchas cosas en común, sobre todo esto de estar en ingravidez, he estado muchísimas y muchísimas horas en mi vida y esta sensación me apasiona.

¿Si unos extraterrestres te planteasen ir a su planeta qué dirías?

Aceptaría porque siempre está bien conocer gente nueva y sitios diferentes (risas).

Si tu alma fuera un color, ¿cuál sería?

Seguramente sería el azul. Seguramente no, seguro.

¿Qué consejos le darías a tu yo de pequeña?

Seguramente el creer en el yo mismo, porque la confianza es muy muy importante, y el aprender de todo y de todo el mundo, que es muy importante.

¿Cuál es tu posesión más preciada?

Pues aunque mi familia no es una posesión, lo que más quiero y aprecio en este mundo es mi familia.

Si pudieras aprender a hacer algo nuevo, ¿qué elegirías?

Creo que elegiría el don de lenguas, poder hablar muchos idiomas. Me encantaría.

¿Cuál es tu frase favorita?

Creo que la conocéis: “los buenos se quejan, los mejores se adaptan”

¿Qué opinas de la situación actual del equipo nacional de natación sincronizada? Actualmente, es casi todo sangre joven. ¿Crees que dará un giro evolutivo y os hará más fuertes?

Bueno, no soy muy objetiva porque soy parte de la selección española de sincronizada. Pero pienso que es un equipo muy, muy joven, con muchísimo talento; con algo muy importante que es con ilusión con ganas de trabajar. Todos los equipos, todas las selecciones sufren estos cambios generacionales. Ahora estamos en el inicio de algo que creo que va a ser muy muy bueno, necesitamos años para que evolucione para que cojamos experiencia como equipo, pero creo que van a venir grandes momentos.

¿Cuál ha sido la coreografía que más has disfrutado? ¿Qué es lo que te hacía sentir tanto la música como los movimientos?

Muy difícil escoger, me quedaría con tres. La primera el tango con Andrea Fuentes de Londres. Bueno lo hicimos 3 años pero es una rutina espectacular que nos costó muchísimo de coreografiar, tiempo, esfuerzo, cansancio, pero que valió la pena. Luego también me encantó el equipo del mar que hicimos también en Londres porque era una música original, una coreografía muy original y me gustaba mucho nadarlo en todos los sentidos. Y luego también el solo de la serpiente que he hecho este año en el mundial. Creo que es un solo muy distinto, además al ser una rutina técnica no es fácil hacer algo innovador y original. Y es un solo que me ha gustado muchísimo de nadar, que me metía 100% en el papel y que también he disfrutado mucho.

¿Qué canción te encantaría bailar? ¿Qué querrías transmitir con esa coreografía? ¿Cuál sería su temática? ¿Sentirías que sería parte de tu esencia?

Una canción que me gustaría nadar… Pues Imagine de John Lennon, de los Beatles porque es una canción preciosa, con un significado de paz, de vivir en paz todo el mundo, de una sociedad más justa, sin guerras y yo creo que es una gran temática para expresar. Una dedicación muy, muy difícil. No sé si se podría nadar en dúo, solo o en equipo porque es muy muy difícil, el ritmo es complicado, pero por escoger, me encanta esta canción.

¿Qué aconsejarías a chicas/niñas que están empezando en ese deporte y su sueño es estar en la selección?

Pues yo creo que  3 cosas muy básicas: la ilusión, la ilusión es lo que me ha llevado a mí a estar donde estoy. La ilusión, el soñar en algo que te mueva por dentro. El trabajo. El trabajo es clave, es imprescindible trabajar y trabajar muchísimo; y el tener claro que hay que aprender, que hay que aprender de todos, de todo el mundo, de todo lo que podamos, no solo del mundo del deporte, de todo lo que nos rodea. Esto es lo que a mí me ha hecho ser una buena deportista.

¿Qué metas pretendes conseguir antes y durante de los Juegos Olímpicos Tokio 2020? No solo a nivel de premios, sino a nivel de movimientos, entrenamientos y emocional en el deporte.

Mis metas son seguir aprendiendo como deportista y como persona, intentar aportar al máximo mi experiencia y todas las vivencias a este equipo tan joven, ayudarlas en todo lo que pueda y yo creo que ya está.

En tu libro 3 minutos y 40 segundos tratas tu vida desde un punto experiencial y emocional, y no hablas sobre premios y demás. ¿Cuál fue tu objetivo al escribirlo? ¿Por qué querías compartir tus vivencias con el mundo? ¿Qué sentías cuando lo escribiste y después?

Mi objetivo cuando escribí mi libro 3 minutos y 40 segundos fue un poco como comentabas tú, transmitir a todas esas niñas, a todas esas madres, padres familiares, niños, que viven este deporte como lo he vivido yo siempre, cómo es este camino, no solo como es cuando salimos por la televisión, por los periódicos, cómo es el mundo de un deportista de élite, todos los momentos que pasas, cómo compaginas los estudios con el deporte, como compaginas estar poco con tu familia. Cómo compaginas también la adrenalina que se siente al estar delante de 30.000 personas, la presión. Bueno, todo un poco de todo lo que se siente siendo un deportista de élite. Además yo empecé de muy,  muy jovencita con 14 años y mi idea era que toda esa gente que quiere descubrir cómo es este mundo, no solo de la sincro, sino del deporte en general, acercarlos desde un prisma más personal y sobretodo, como decías, no de medallas, de resultados, sino de experiencias, vivencias, momentos, sensaciones, lloros, lágrimas, alegrías, sonrisas y un poco todo esto.

¿Qué recibimiento ha tenido tu libro en general? ¿Era el que esperabas? ¿Qué expectativas tenías?

Pues no hay mejor recibimiento que niñas por instagram, en competiciones, por whatsapp que me escriban, sus madres, ellas, llorando, que les ha encantado, que gracias por acercarlas al mundo de la sincronizada. Para mí esto es lo mejor porque mi libro iba dirigido a todas estas personas. También a todo el mundo en general, mucha gente como psicólogos y médicos deportivos, entrenadores, que les ha gustado mucho porque lo que intenté fue ser sincera y transparente, un poco contar la vida real que hay detrás de lo que todo el mundo ve. Entonces, muy contenta con el recibimiento y muy alegre.

Estás estudiando diseño de moda en ESD dónde proceden los diseños de los bañadores de la selección. ¿Has participado en algún diseño? Seguro que en algún momento has pensado algún diseño de un bañador, de cómo te gustaría que fuera a pesar que podría ser difícil realizarlo ¿Cómo te imaginarías ese diseño?

Pues desde hace ya 5 años participo con ESD, la universidad donde estudio diseño de moda, pues en la creación de estos bañadores de solos, de dúos, de equipos, de combo, de mundiales, europeos, juegos olímpicos… Para mí es una gran experiencia, me ayuda a evolucionar en este mundo que estoy estudiando, que es la moda, las tendencias, la creación, la innovación; y a la vez puedo llevar unos bañadores que me encantan porque yo he estado 100% implicada. Estoy aprendiendo muchísimo, intentando dejar que la mente fluya y creando e innovando en este mundo que no es fácil. Muy contenta y emocionada en seguir colaborando en este proceso.

Si pudieras escoger a cualquier nadadora (dentro de la selección o fuera, incluso alguien internacional) para que formara dúo contigo, ¿a quién escogerías?

Pues mira, yo justamente he pasado por muchísimas parejas de dúo. He podido nadar con nadadoras increíbles como Andrea Fuentes, Gemma Mengual y muchísimas más. Y si pudiera escoger me encantaría nadar con Virgine, he nadado en alguna en alguna exhibición, pero no en una competición. Con Ishchenko también, para mí sería una grata experiencia y supongo que muchísimas nadadoras más que hay que son grandísimas deportistas que me encantaría nadar con ellas.

Synkrolovers es la página de referencia de natación artística, y por eso, ofrecemos trucos, consejos y tutoriales de sincro. Además, en nuestra tienda de natación sincronizada podréis encontrar productos especializados.

Comparte este artículo

0 comentarios

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Synkrolovers Videos
Síguenos
Varita Mágica

¿tienes un problema y no sabes cómo solucionarlo? ¡Cuéntanos todas tus preocupaciones!

Varita Mágica

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *