Tener las piernas más estiradas en Natación Sincronizada

Os hemos hablado en varias ocasiones de cómo mejorar los empeines, pero ya sabes que en Natación Sincronizada tener las piernas bien rectas significa directamente tener mejor puntuación. Así como no se ven piernas dobladas en el ballet o en la gimnasia rítmica, en Sincro es un poco más común verlo. De todas formas estamos de acuerdo en que cuanto más estiradas, más fácil conseguir buena puntuación. A nivel estético además, es mucho más artística una pierna con extensión que una pierna contraída.

Aunque hayas nacido con las piernas poco estiradas, todo tiene solución: más trabajo. Yo siempre digo que cuando empecé las tenía fatal, y si no pregúntale a mi entrenadora Bet Fernández (la creadora de Watlicam) ¡Cuántas horas se pasó apretándome! Aunque no fue fácil y supuso bastante dolor (todo hay que decirlo) agradezco mucho el trabajo realizado y ahora gozo ¡de unas piernas súper estiradas!

¿Como se puede mejorar este aspecto de la Natación Artística?

Fuera del agua mayormente. Primero hay que conseguir ganar flexibilidad y luego en el agua recordar a CADA momento el aplicar esa extensión. Cuanto más lo hagas en el agua más rápido lo conseguirás. ¡Es una prioridad!

Este artículo nos lo ha pedido Laura por instagram y no lo hemos escrito hasta ahora porque hay algunos ejercicios que son complicados de hacer si no se saben hacer correctamente. Si crees que puedes tener alguna lesión es mejor no hacerlos y sobretodo hazlos con la supervisión de la entrenadora. Os dejamos unos ejercicios que seguramente muchos fisioterapeutas de fuera del deporte desaprobarían, pero que como ya sabéis son el precio a pagar para conseguir el objetivo. Para ganar flexibilidad hay que superar la delicada línea del dolor, pero hay que tener cuidado de no pasarse y llegar a romper las fibras, tiene que doler, pero no en extremo. Justo hasta el punto que casi te entran ganas de llorar es suficiente 😉 Eso si, ya sabes que la flexibilidad sólo se mejora con un punto de dolor. De lo contrario no estarás mejorando, sino sólo estirando los músculos, lo cual es buenísimo para el deporte y tu recuperación, pero se trata de otro objetivo. No es lo mismo estirar por Salud o para recuperarse del entrenamiento que trabajar la flexibilidad y ello supone la existencia de dolor durante el ejercicio. Te recuerdo de una de mis frases favoritas para estos casos:

EN DOLOR ES OBLIGATORIO, ¡PERO EL SUFRIMIENTO ES OPCIONAL! Recuerda que sólo es una sensación física y que no tiene porque ser emocionalmente negativa. Piensa que gracias a ello estás mejorando. Os dejamos algunos ejemplos de ejercicios para conseguir tener las piernas más estiradas:

Comparte este artículo

0 comentarios

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Síguenos
Varita Mágica

¿tienes un problema y no sabes cómo solucionarlo? ¡Cuéntanos todas tus preocupaciones!

Varita Mágica

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *